Diferencias entre un vino Denominación de Origen y un Vino de la Tierra

Diferencias entre un vino Denominación de Origen y un Vino de la Tierra

In Sobre el vino by Fatima CimadevillaDejar un comentario

En muchas ocasiones, la terminología del vino llama a error entre los amantes a los caldos. Unas catalogaciones que son necesarias para comprender las complejidades de este mundo, pero que para muchos aficionados suponen una complicación añadida a la hora de disfrutar del sabor y conocimiento pleno de un determinado caldo.

Y, de la misma manera que en ocasiones nos preguntamos qué son los vinos varietales, también surge la duda de cuáles son las diferencias entre un vino de Denominación de Origen y un vino de la Tierra.

Por ese motivo, hoy queremos esclarecer qué supone que uno u otro vino pertenezca a una u otra denominación.

CONSEJOS REGULADORES DE LAS D.O.

La Denominación de Origen es, quizás, la figura reguladora más estricta que existe en el mundo del vino. Un nombre que, más allá de ser una catalogación, busca fundamentalmente un objetivo: proteger la calidad de un determinado caldo según una serie de pautas estrictas y establecidas según las particularidades de cada zona.

Añadidas a las exigencias de cada Denominación de Origen, hay que considerar que todas las normativas están regladas en máxima instancia por la Comisión Europea. Algo que incrementa, si cabe, el nivel de control y cuidado de las características de un vino con una determinada Denominación.

Catalogación del vino

El motivo fundamental que hace que un determinado vino pase a contar con la calificación de una Denominación de Origen es que este cumpla una serie de estándares de calidad. Nos referimos a ellos de una manera etérea, ya que cada Consejo Regulador es el responsable de poner el listón para la inclusión de un caldo en el cumplimiento de una serie de características geográficas pero, fundamentalmente, basándose en un profundo análisis del perfil organoléptico de un vino.

Pero, además de marcar las exigencias de cada vino que refleja esta distinción en su etiquetado, el papel del Consejo Regulador de una Denominación de Origen va más allá de avalar la calidad de un caldo. Apoyar la comercialización de un vino en el exterior o contribuir a la mejora económica de una determinada zona geográfica son algunas de sus tareas.

REGLAMENTACIÓN DE LOS VINOS DE LA TIERRA

En el caso de los vinos de la tierra, las normas que establecen que un vino pertenezca a esta catalogación son estrictas y parten de una premisa fundamental: no proceden de ninguna Denominación de Origen. Sin embargo y a pesar de esto, este tipo de vinos sí cuentan con una indicación geográfica definida. Algo que, más allá de pautar de dónde procede un vino, determina en gran medida muchos de los valores que su tierra de origen aporta a un determinado caldo.

Algo que radica en la importancia del terruño y sus condicionantes meteorológicos, características de la tierra y otras singularidades como la forma de cultivo que aportan a un vino una personalidad determinada. Es importante tener en cuenta que este aspecto, si bien es limitante, cuenta con unas fronteras más amplias que en el caso de los vinos de Denominación de Origen.

Características vino de la tierra

Dentro de esta amplitud de límites, lo que sí se establece de manera estricta para definir un vino como vino de la tierra es que un mínimo del 85% de las uvas con las que se elabora un caldo procedan de la zona geográfica de origen. Además de esto, otro imperativo de esta denominación de vinos es que la bodega debe estar en la zona de referencia (un aspecto que comparten con las Denominaciones de Origen).

A diferencia de otras calificaciones de vino, como los vinos de mesa, en los vinos de la tierra se autoriza a incluir en el etiquetado la añada, las variedades de uva empleadas y la zona de producción.

A día de hoy, España cuenta con medio centenar de referencias de vinos de la tierra de otras tantas zonas geográficas determinadas. Un número casi anecdótico si lo comparamos con los que podemos encontrar en regiones vitivinícolas como Francia, dónde se denominan vin de pays.

¿SON MEJORES UNOS QUE OTROS?

Aunque no se puede hablar de manera genérica sino que cada vino, independientemente de su catalogación, merece ser descubierto a través del arte de la cata; lo cierto es que no es posible establecer si un vino es mejor o peor por formar parte de una Denominación de Origen o por ser un vino de la tierra.

Lo único que determinan estas dos jerarquizaciones es que un determinado caldo responde a los requisitos pautados por los distintos órganos de gestión.

Algo que, fundamentalmente, está garantizándole a los que disfrutan de un vino de lo esencial: que está a la altura de lo que marca su etiqueta.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Comment