¿Cómo reciclar tus botellas de vino?

¿Cómo reciclar tus botellas de vino?

In Uncategorized, Vivir el vinoby Fatima Cimadevilla

Reciclar se ha convertido en una máxima. Un gesto sencillo que encierra un significado enorme: el de ser respetuosos con el Planeta. Algo que, lejos de ser secundario, es una auténtica necesidad vital. La huella del hombre sobre el mundo que habitamos es una realidad. No hay más que echarle un vistazo a los efectos del cambio climático en el vino. Unos que podrían cambiar sustancialmente la visión actual que tenemos de los viñedos pero, también, de la producción de caldos. Disminuir nuestro impacto en el medioambiente pasa por ser la única manera de detener un fenómeno que ya es una evidencia.

Por estos motivos y retomando el comienzo, reciclar es clave. Pero ser respetuosos con el entorno no es la única razón para hacerlo. Además de ello, en las últimas décadas se ha impuesto una práctica bien conocida. Una muy propia de siglos pasados, y que no es otra cosa que darle una segunda vida útil a objetos cotidianos que tienen una caducidad. La lista de ellos es interminable. Pero queremos centrarnos en unos con los que estamos más que familiarizados: las botellas de vino.

Está claro que, si somos amantes de los caldos, un buen número de ellas tendrán que terminar inevitablemente en el contenedor de reciclaje de cristal. Pero no está de más incluir en nuestras rutinas diarias algunas de ellas. Una manera de tener accesorios domésticos relacionados con el vino que, además, fomentarán ese reciclaje tan importante que hemos comentado.

Veamos, pues, algunas propuestas creativas para convertir nuestras botellas de vino en accesorios originales.

Botellas de vino recicladas para tus plantas

Empecemos por uno de los reciclajes de botellas de vino más vistosos. Y es que aprovecharlas para albergar plantas es una manera genial de poder unir dos mundos o dos aficiones. No nos referimos únicamente a utilizar nuestras botellas de vino vacías a modo de florero. Nos referimos a ir un paso más allá y sacarles, estéticamente, mucho más provecho.

Vayamos de la propuesta más sencilla a la más complicada. O, dicho de otro modo, a aquella que demanda un trabajo más laborioso por nuestra parte.

Reciclar botellas de vino para regar plantas

Esta propuesta no necesita, ni tan siquiera, que modifiquemos mínimamente las botellas de vino. Una idea fantástica para cuando planifiquemos unos días fuera de casa, y tengamos que dejar hidratación prevista para nuestras plantas. Para ese tipo de momentos, nada como aprovechar las botellas con nuestros aplicadores de terracota o arcilla.

Una propuesta que sí implica algo más de destreza. Lo importante para poder llevar a cabo esta propuesta es cortar la base de nuestra botella de vino. Algo que podemos conseguir empapando un hilo grueso en alcohol, y rodeando la zona de la botella que queremos desprender. Una vez tengamos el área definida, bastará con prender la mecha. El contraste de temperaturas hará por nosotros el trabajo. Con la botella completamente abierta por un lado, bastará con introducir sphagnum, una suerte de musgo, y la planta que queramos cultivar. ¡Y buscarle un lugar bonito en el que puedas disfrutar del conjunto!

Son muchos los amantes de las plantas que sueñan con tener un pequeño terrario. Un espacio controlado en el que poder ver crecer sus plantas como espectadores. Para poder llevarlo a buen puerto, no necesitaremos ni siquiera cambiar la estructura de la botella. Bastará con hacer una buena capa de drenaje, no excedernos con los riegos y, fundamental, elegir plantas que admitan ser cultivadas mediante este sistema.

Atribución | Etsy

Y terminamos el capítulo destinado a las plantas con una propuesta que es, en sí misma, un accesorio decorativo excepcional. En este caso, la botella hace las veces de macetero. Basta con rebajar un costado del volumen de la botella y plantar en el espacio restante las plantas que deseemos.

Manualidades para tu hogar con botellas de vino recicladas

Por más vistosas que nos parezcan estas ideas con plantas, no son las únicas manualidades que podemos hacer con nuestras botellas de vino. Es más: el mundo de los accesorios para el hogar abre todavía más el abanico de opciones. Nuevamente, advertimos: vamos a desmarcarnos del clásico candelabro improvisado en el que solemos usar una botella. La idea es, precisamente, ver ideas novedosas que podamos aplicar en casa de manera sencilla ¡o con poco trabajo, al menos!

La propuesta más espectacular de todas. Quizás ya la hayamos visto en alguna vinoteca, pero está claro que es la lámpara perfecta para cualquier amante del vino que se precie. Su elaboración sigue la misma pauta que los maceteros colgantes. Tan solo tendremos que electrificarla posteriormente para poder colgarlas del techo. Y hablamos en plural porque, para que el resultado sea realmente llamativo, lo ideal es combinar distintas botellas a diferentes alturas.

Atribución | The Big Wine Theory

Otra idea súper sencilla de ejecutar y que no por eso es menos vistosa. Es más: si cambiamos botellas de distintos colores, el resultado será todavía más singular.

Y si nos decidimos a hacer la idea anterior ¿por qué desaprovechar el resto de la botella? ¡De eso nada! Para sacarle provecho, nada como transformarlos en unos originales frascos para almacenar alimentos no perecederos de la cocina.

Atribución | Pinterest

Y dejamos para el final una propuesta distinta para el clásico florero. Una manera diferente de decorar una pared de una forma sencilla.

¿Cuál de todas estas ideas para reciclar botellas de vino te animarías a poner en práctica?