Qué es un vino coupage

¿Qué es un vino coupage?

In Vivir el vino by Fatima CimadevillaDejar un comentario

Una copa de vino es mucho más que un mosto fermentado. Entre nuestras manos y celosamente protegido por el cristal adecuado para disfrutarlo, reposa no solo un caldo dispuesto a sorprendernos sino, también, el resultado del cuidadoso trabajo de un enólogo seguido de un proceso de elaboración y crianza realizados con mimo. Unas labores que redondean la materia prima pero que, también, buscan la excelencia en cada sorbo.

Es gracias a este olfato (que, al final, imprime un sello de carácter personal en el resultado final de un vino) que podemos disfrutar de los vinos monovarietales pero, sobre todo, de los denominados coupage. Un estilo de vinos más que común que busca, fundamentalmente, enriquecer la personalidad de un caldo gracias a una mezcla determinada de tipos de uvas.

Una combinación pensada y diseñada para hacer de un vino uno todavía más complejo.

LA TÉCNICA DEL COUPAGE

El coupage es una técnica de origen francés que cuenta con un discutido y singular origen. Para muchos, el hecho de alterar un determinado vino no respondió en inicio a la intención de buscar vinos más complejos sino a una cuestión meramente práctica.

Y es que, según cuenta la leyenda de la que podría nacer el origen del coupage, la modificación se debe a una normativa francesa que no solo multaba a aquellos que tenían un accidente como consecuencia del consumo de vino sino que iba más allá: hacía también responsable al propietario del bar del incidente. Razón por la que los hosteleros de la época comenzarían a mezclar agua y vino (para diluir sus efectos sobre los clientes).

Técnicas del vino coupage
Hechos históricos poco precisos aparte, lo cierto es que el coupage exige por parte del enólogo un amplio y profundo conocimiento de cada tipo de vid. Una manera tanto de poner en relieve el potencial de cada una de ellas, como de crear una composición armónica y equilibrada en sabor y aroma.

Algo que tan solo es el tipo de partida, ya que más allá de ese saber es igual de fundamental elegir el cómo llevar a cabo el coupage. Algo que puede hacerse de tres maneras distintas, y que determinará el estilo final del vino.

DIFERENTES TIPOS DE VINO COUPAGE

La principal consiste en mezclar distintos tipos de uvas para crear un caldo más complejo. Una opción que surge no solo por la riqueza de vides disponibles en una determinada zona geográfica sino, también, debido a la inclusión en los viñedos de uvas autóctonas de otros países que se prestan al cultivo lejos de sus lugares de origen.

A pesar de estas combinaciones, es importante conocer que con visos a cumplir los estándares marcados por cada Denominación de Origen no se puede desatender la cantidad exigida de un determinado tipo de uva en un caldo (motivo por el que, en muchas ocasiones, los vinos coupage cuentan con cantidades anecdóticas de otros tipos de uvas, para no romper con la exigencia fijada).

Tipos de vino coupage
Además de este estilo de coupage o combinación de diferentes uvas (que tiene como resultado un tipo determinado de vino), existen otros dos estilos encabezados por una de las prácticas más habituales: el mezclado de vinos de distintas cosechas.

De esta manera se logra unificar caldos de distintas añadas con el fin de mejorarlos, añadiendo cualidades de una para complementar cuando es necesario las carencias de otra. Esta práctica permite mejorar una añada cuando las condiciones no son las esperadas y requeridas por la bodega, pero también es válido para aquellos vinos que no han vivido un proceso de envejecimiento por igual. Así, se estaría supliendo el correcto envejecimiento (ya sea porque la barrica empleada no ha cumplido con su finalidad, o porque el tiempo de permanencia en ella no se ha cumplido por el motivo que sea).

Por último y para acabar de descubrir en qué consiste el coupage, el tercer tipo de vino que podemos encontrar elaborado con este técnica. Nos referimos a aquellos en los que se utilizan tanto el mismo tipo de uvas procedentes de la misma cepa pero con distintas características; como esos otros vinos elaborados con uvas de distintas cepas ubicadas, incluso, en viñedos distintos.

Tres estilos de vinos coupage con una única finalidad: lograr caldos más ricos en matices y en aromas. Una propuesta perfecta para que cualquiera mínimamente iniciado en el arte de la cata se deleite descubriéndolos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Comment