Año nuevo, vino nuevo: vinos por descubrir

Año nuevo, vino nuevo: vinos por descubrir

In Carlos Serres Bodegas by Fatima Cimadevilla

Con el final de las celebraciones de Navidad, es momento de volver a la normalidad. De retomar esas sanas costumbres que nos proponemos a comienzo de cada nuevo año. Un kilómetro cero que revivimos anualmente, y que puede ser entendido de muchas maneras. Para algunos, este objetivo del año pasa por hacer deporte o cuidar más la alimentación. Para otros, los 12 meses que acabamos de inaugurar son una oportunidad para descubrir nuevos lugares o comenzar nuevas tareas.

Y luego está ese grupo de personas que ven el año desde otro prisma. Nos referimos a esos amantes del sabor para quienes un año nuevo es una oportunidad de entregarse al descubrimiento. Esos que ven en la gastronomía y en el vino placeres que solo pueden disfrutarse con los sentidos. Unos que convierten cada mes en una oportunidad de conocer más, de saborear más.

Si es tu caso, seguro que has diseñado una lista de propósitos para 2019 para amantes del vino en la que has contemplado algo fundamental. Nos referimos a probar, a descubrir nuevos vinos. A dejarnos llevar por lo que los aromas, los sabores y las distintas personalidades tengan que hacernos sentir. Una forma de enriquecer nuestra cultura vinícola pero, también, de poder conocer con los sentidos el auténtico carácter de una determinada tierra.

Si eres de los nuestros, no puedes dejar pasar nuestra propuesta de vinos Carlos Serres para descubrir en este 2019. Una perfecta para descubrir a qué sabe la tierra de la Ciudad del Vino, y saborear en una botella su tradición centenaria.

Carlos Serres Crianza, un vino ideal para paladares exigentes

Fond Carlos Serres Crianza

Un vino perfecto para saborear nuestra tierra. Las uvas con las que está confeccionado proceden de nuestra Finca El Estanque, y de un exclusivo grupo de viticultores de la zona auditados por nuestra bodega. Solo así podemos ofrecer un caldo ideal para los amantes de la uva tempranillo. La única variedad que compone nuestro Crianza y que, además, es recogida manualmente.

Gracias a los 14 meses de crianza en barricas de roble francés y americano y los seis meses en botella, Carlos Serres Crianza ofrece un espectáculo de aromas y matices para el paladar. Su color rojo picota está acompañado de aromas a fruta madura sobre un fondo especiado, en el que el regaliz destaca.

Sabroso, fresco, frutal y con un final persistente y goloso. Ideal para disfrutar con platos de comida mediterránea, y quesos suaves o de curación media.

Carlos Serres Gran Reserva, un caldo complejo para disfrutar sin prisa

Carlos Serres Gran Reserva background

Una mezcla perfecta de tempranillo, graciano y mazuelo fruto de nuestra Finca El Estanque. El espacio en el que crecen nuestras vides a lo largo y ancho de las 60 hectáreas del único viñedo situado dentro de Haro. La recolección de la uva se realiza de manera manual, dividida en dos etapas: primero el tempranillo, más tarde las variedades graciano y mazuelo.

Tras 36 meses en barricas de roble francés y americano, Carlos Serres Gran Reserva se afina otros 36 meses más en botella. Un periodo necesario para disfrutar de un caldo rojo rubí brillante con aromas complejos, propios de una crianza larga. Además, las notas de fruta madura confitada y los delicados toques de vainilla y canela brillan sobre un fondo mineral.

Elegante, con un paso de boca aterciopelado y armonioso, y un final fresco y persistente. El mejor compañero para cualquier tipo de carne asada, estofada o a la parrilla.

Onomástica Carlos Serres Blanco Reserva, el equilibrio hecho vino

Carlos Serres White Onomastica Reserva background

Uno de nuestros vinos más mimados. El fruto de una pequeña parcela de nuestra finca, en la que viven cepas de viura con más de 40 años. Gracias al suelo calcáreo propio de El Estanque y a su poca profundidad, conseguimos una uva con un grano reducido que nos facilita una maduración lenta y con un perfecto equilibrio entre la acidez, el contenido de azúcares y la madurez aromática.

Nuestro Onomástica Carlos Serres Blanco Reserva permanece 24 meses en barricas nuevas de roble francés y americano. Además de estar en contacto con sus lías finas, se realiza batonagge durante los primeros meses. Posteriormente, se afina seis meses en botella.

Gracias a todo esto, nuestro vino de color amarillo pálido y brillante presenta aromas frescos a manzana y piña, con delicados toques a flores blancas. Fresco en boca, muy afrutado, y con un gran equilibrio entre acidez y fruta. Un aliado para platos de pescado, mariscos y ahumados.

Onomástica Carlos Serres Segundo Año, la expresión de la elegancia

Carlos Serres Onomastica Segundo Ano background

La última de nuestras propuestas para descubrir en este 2019. Un caldo elaborado en su mayoría por tempranillo y un pequeño porcentaje de graciano. Unas uvas procedentes de cepas de más de 35 años, que crecen en el suelo arcilloso-calcáreo de El Estanque.

Tras 12 meses en barricas de roble francés y americano, Onomástica Carlos Serres Segundo Año se afina en botella durante 10 meses más. Un proceso fundamental para conseguir un vino rojo picota con aromas a fruta fresca sobre un fondo especiado y mineral.

Elegante, expresivo y fresco. Un caldo perfecto para acompañar carnes rojas y guisos suaves.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail