Carlos Serres

La Persona


Biografía de Carlos Serres


El vino tiene historias. Y la historia está llena de vino. La de Carlos Serres (Charles, en francés) es una de ellas. Una de esas que suceden una vez en la vida y permanecen en el tiempo.

No solo porque vio en Haro un lugar perfecto para la elaboración de vino de gran calidad sino, sobre todo, porque marcó un singular horizonte hasta entonces desconocido para la producción de vino de Rioja: la exportación internacional.

Procedente de Burdeos, donde la filoxera había comprometido la elaboración de vino, este afamado consultor de vinos francés encontró en Haro el terruño perfecto para elaborar vinos de estilo bordelés, con unas características climáticas y geográficas que recordaban a los mejores terroirs de Burdeos.

Un lugar perfecto para elaborar vinos que cumplieran la expectativa de calidad, sabor y personalidad de los paladares internacionales más exigentes. Vinos elegantes con sabor a Rioja y dispuestos a conquistar incluso en ultramar.

Rosa de los vientos

Pionero
en la exportación
de Rioja


La vocación internacional de Carlos Serres fue el punto de partida de nuestra bodega centenaria que, en 1896, inició su actividad bajo la condición de comerciante exportadora.

Este singular registro, enfocado a la exportación, supuso una auténtica novedad en la región ya que, hasta esa fecha, no existía ninguna bodega inscrita en esos términos. Situada en origen en el barrio de La Estación de Haro, la bodega de Carlos Serres suponía la fusión entre las técnicas de elaboración del vino importadas de Francia y el sabor de un terruño con carácter. Dos características singulares que respaldaron la expansión internacional de unos vinos que, en unos pocos años, ya estaban presentes al otro lado del Atlántico.
“Fundé mi bodega en Haro para que el mundo conociera
las virtudes de esta tierra y sus elegantes vinos”Cita célebre de Carlos Serres –
La firme convicción de las oportunidades de Haro como capital del vino de La Rioja Alta llevaron a Carlos Serres a involucrarse en un cambio profundo en la manera de entender el vino.
Un cambio que, en 1907, se tradujo en la creación del Sindicato de Exportadores de Vinos de Rioja, precursor del actual Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rioja.
El papel de Carlos Serres como impulsor de la crianza y la exportación le convierte en uno de los personajes clave del desarrollo vinícola de Rioja.

Vocación internacional


Gracias a su visionario planteamiento, a comienzos del siglo XX nuestros vinos estaban presente en Francia, Inglaterra, Cuba y EEUU.